Foto de perfil Nolaska MinutOff

Un masaje puede ser reconfortante, estimulante, reparador, terapéutico y siempre placer, sin embargo, el resultado depende en un gran porcentaje, del lugar donde coloquemos nuestra mente.

Acostumbrarse a estar “presentes” de cuerpo y mente, cuando deseemos, es el mejor aprendizaje que podemos tener para nosotras, y los nuestros.

Sobre MinutOff

Es un servicio de masajes a domicilio para mujeres, especialmente en embarazo y crianza, momentos de especial sensibilidad, para el auto-cuidado, la auto-observación  y auto-consciencia.

El cuerpo sabe relajarse, pero cuando nos sentimos inseguras (ya sea física o mentalmente), no somos capaces. MinutOff  busca recordar al cuerpo, que registre la sensación de bienestar a través de una relajación integral. Para lo cual se necesita:

  1. Cuerpo en estado de descanso (musculatura sin tensión)
  2. Mente en estado de descanso (fase alfa)
  3. Confortabilidad, confianza y seguridad (endorfinas)

 

MinutOff ofrece:

1. Masajes con Atención Plena (Mindfulness):

El masaje te ayuda sin duda a mantener el cuerpo relajado, aliviando tensiones, sobrecargas y bloqueos. Sin embargo, si mantienes la mente activa rumiando tus  problemas, obligaciones, olvidos, etc, tu cuerpo no puede relajarse completamente.

MinutOff comienza el masaje trayendo tu atención y la mía, a aquí y ahora. Por un lado, no solo mis manos relajan, mi presencia también transmite calma. Por otro, tú pones consciencia. Poniendo atención plena en tu cuerpo y sensaciones, sin juicios y en agradecimiento, potencias la sensación de bienestar.

La experiencia se convierte en una meditación conjunta.

2. A domicilio:

Recibir un masaje en tu propia casa tiene tres beneficios extra, relevantes especialmente en momentos como el embarazo y la maternidad:

  • Eliminas la prisa de la vorágine diaria o falta de tiempo
  • Facilita la movilidad y logística
  • Ambiente de máxima seguridad y confianza para ti

3 .De mujer a mujer:

El masaje es comunicación. MinutOff te ofrece la sensibilidad de la experiencia vivida por una mujer.

Empatía de manera orgánica, que ofrece confianza y seguridad.

 

 

Sobre mi

Me llamo Nolaska y soy madre de un niño de 7 años.

Embarazo y parto

Embarazada de 5 meses, la empresa donde trabajaba como ingeniera cerró y yo paré de “hacer” y de “pensar” (según hacía hasta el momento), y así pude vivir el proceso de manera consciente.

Observar mi respiración y mis sensaciones, aprender a relajar mi cuerpo aun sintiendo dolor, y mantener mi mente ausente de diagnósticos y criterio sobre lo experimentado, confiar en la vida y mi sabiduría innata, aceptarme y aceptar a las personas emocionalmente cerca de mí, con perdón y amor, fue mi preparación al parto, y hoy día lo recuerdo como una experiencia, donde mi parte humana era una mera observadora, mi cuerpo tan solo fue un canal.

Durante la crianza

Estudié Medicina Tradicional China: Me atrapó su filosofía y su visión holística donde no existen enfermedades, sino enfermos, y la sanación pasa por buscar el equilibrio total del individuo a todos los niveles, físico, psíquico y espiritual.

Me formé en Quiromasaje, en una modalidad intensiva: practicaba cada día dando y recibiendo masajes. Observé que mi sensación de bienestar aumentó muy notablemente en aquel corto periodo.

Después me formé como Educadora de Masaje Infantil con AEMI. Entendí que el contacto físico es cuestión de supervivencia para todo mamífero.

Descubrí una herramienta maravillosa para ayudar a mi hijo a relajar tensiones, canalizar emociones, comunicarnos, siempre desde el respeto y la escucha profunda.

Nunca me llamó la atención prácticas como la meditación, sin embargo, ha llegado a mi vida, como todo, por pura “causalidad” el Mindfulness o Plena consciencia, y se ha abierto todo un mundo ante mis 5 sentidos. Esta perspectiva de vida se descubrió ante mi como la solución a todos los problemas de la humanidad como colectivo y cada ser humano como individuo. Y es en este momento que comprendí, que la actitud y preparación para un parto natural, es la actitud a tomar ante la vida.

Practicando momentos de atención plena a mi respiración, y mi cuerpo, en cualquier momento del día, me ha llevado a observar que prácticamente todas las molestias físicas tienen un componente emocional. Por esta razón la mayor parte de los dolores son reiterativos. Tendemos a repetir practicamente a dirario los mismos pensamientos, que nos llevan al mismo tipo de emociones, a lo cual nuestro cuerpo responde inconscientemente con tensión en determinadas zonas, siempre las mismas. Así he conocido y comenzado la formación en Terapia Corporal Integrativa, en Espai TCI Bcn. El cuerpo tiene la informació, y al mismo tiempo la llave para liberar nuestro ser.

 

Presencia es estar de cuerpo y mente aquí, y  ahora. Presencia es lo que nuestras hijas e hijos nos ofrecen a cada instante, y es algo que nos resulta tan difícil de encontrar, que hemos de entrenarlo. Pues bien, la maternidad, es un regalo para recuperarla. Aprovéchémonos.