MinutOff your mind. MinutOn your heart.

  • Cuando decidimos parar físicamente a descansar, nuestra mente se mantiene activa. Y esto hace que el descanso no sea completo, y ya que disponemos de poco tiempo para descansar, es necesario que sea capaz de regenerar la energía, necesitamos una relajación integral.

    Un masaje puede ayudar mucho, solo con la idea de recibirlo, el cuerpo ya se relaja. El contacto piel con piel moviliza la circulación de fluidos y desinflama. Es fácil saber los beneficios de tener el cuerpo relajado, sin tensiones ni dolores, ni bloqueos o incapacidades. Sin embargo,

    ¿qué puedes hacer tú para potenciarlo?

    Incluso, ¿qué puedes hacer cuando no dispongas de masajista?

     

    Te tumbas (o sentada si meditas) y prestas atención a tu respiración primero, para conectarte, con atención puedes asegurarte de relajar cada músculo de tu cuerpo haciendo un barrido desde los pies hasta la cabeza. Sientes como tu cuerpo descansa completamente.

     

    Aprender a calmar la mente, te ayuda mejorar la atención y la concentración, la creatividad, claridad mental y serenidad, ayuda a manejar las emociones, Santa Paciencia en la maternidad. Puedes practicarlo antes de ir a dormir, y también regalarte instantes de presencia en cualquier momento del día. Practícalo dándote masajes a ti misma, y también si consigues que alguien que te ama, te lo regale.

     

    Un MinutOff es un instante de relajación integral.

    Claves para una relajación integral:

     

    1. Poner atención plena a tu Respiración

     

    1. Poner toda la atención a las sensaciones que experimentas: ya sea sensaciones internas (latidos, movimientos,…), o lo que está ocurriendo en nuestro entorno más próximo. Nos convertimos en meras observadoras, sin juzgar. Podemos descubrir maravillas, en los detalles que normalmente pasan desapercibidos, a causa del ruido interno.

     

    1. Sentirte profunda y sinceramente agradecida y merecedora por partes iguales. Si ofrecemos compasión y agradecimiento, la vida nos devuelve compasión y agradecimiento. Cuando aceptas el presente con agradecimiento, no existe la culpa, ni el miedo tiene sentido. Y esto te da confianza para asumir la responsabilidad de tu bienestar.

     

    Si tienes dudas o te gustaría saber más, puedes contactar conmigo a través del formulario de contacto.
    Si te parece interesante lo que has leído y quieres recibir otros artículos como este, sobre masaje o mindfulness, puedes subscribirte a mi newsletter.